IL CRETTO GRANDE · Massimo Siragusa
IL CRETTO GRANDE · Massimo Siragusa
IL CRETTO GRANDE · Massimo Siragusa
IL CRETTO GRANDE · Massimo Siragusa
IL CRETTO GRANDE · Massimo Siragusa
IL CRETTO GRANDE · Massimo Siragusa
IL CRETTO GRANDE · Massimo Siragusa
IL CRETTO GRANDE · Massimo Siragusa
IL CRETTO GRANDE · Massimo Siragusa
IL CRETTO GRANDE · Massimo Siragusa
IL CRETTO GRANDE · Massimo Siragusa
IL CRETTO GRANDE · Massimo Siragusa

IL CRETTO GRANDE · Massimo Siragusa

Usual price €35,00
Unit price  by 
Tax included. The shipping costs are calculated on the payment screen.

Cretto Grande es una visión impresionante, surrealista. Como una sábana tendida sobre el verde del cerro. Burri ha transformado la tragedia en una obra de arte. Ha compactado los escombros, calcando el mapa del pueblo destruido, y luego lo ha cubierto con cemento. Realizó un ejercicio de cristalización de la memoria y el dolor. El resultado fue una huella, como un sudario sobre las ruinas de ese pequeño pueblo. Cretto es pura magia. Hay que ir allí, sumergirse en esas calles perfiladas, acariciar la materia física de la que está hecho, escuchar el silencio del viento. Solo así es posible captar plenamente la fuerza que emana del lugar. Contiene muchos significados. Es un laberinto, una arquitectura, un monumento. Esconde los restos del pueblo, pero nunca se tiene la sensación de estar frente a una lápida. Es más como un sueño, un viaje a la memoria del tiempo que lleva un recuerdo al futuro. El Cretto es materia física. es cemento Áspero, poroso. Con las paredes sin pulir, como quería el artista. La fisicalidad del lugar casi parece envolverte mientras te pierdes por dentro. Es un elemento fundamental. El color casi uniforme, las esquinas redondeadas de las encrucijadas que parecen todas idénticas. La materia parece coagular sensaciones. Sientes la necesidad de tocar, acariciar y mezclarte con esas paredes. El Cretto es el tiempo; congelada pero también sufrida. Los años han creado heridas. La superficie se ha roto y ha salido el hierro del alma interior. Algunas plantas han crecido aquí y allá. El cemento se ha transformado, ha cobrado vida. Como si ese lugar tuviera una fuerza interior presionando para salir. Tiempo también significa vejez. Un velo de gris cubre la blancura original. El moho se cuela y marca las paredes con sus largas vetas negras. Como el rostro de un hombre imperfecto y arrugado.