LAXEIRO E A ARTE DA SÚA ÉPOCA
LAXEIRO E A ARTE DA SÚA ÉPOCA
LAXEIRO E A ARTE DA SÚA ÉPOCA
LAXEIRO E A ARTE DA SÚA ÉPOCA
LAXEIRO E A ARTE DA SÚA ÉPOCA
LAXEIRO E A ARTE DA SÚA ÉPOCA
LAXEIRO E A ARTE DA SÚA ÉPOCA
LAXEIRO E A ARTE DA SÚA ÉPOCA

LAXEIRO E A ARTE DA SÚA ÉPOCA

Precio habitual $28.00
Precio unitario  por 
Impuesto incluido. Los gastos de envío se calculan en la pantalla de pagos.

Este es el catálogo editado con motivo de la exposición "Laxeiro e arte da súa época" realizada en el MARCO de Vigo. A continuación el texto curatorial escrito por Miguel Fernández-Cid, comisario de la exposición:

« El 1 de abril de 2022, la 'Real Academia de Belas Artes' decidió dedicar el Día das Artes 2022 a José Otero Abeledo “Laxeiro” (Donramiro-Lalín, Pontevedra, 23 febrero 1908 – Vigo, 21 julio 1996), hasta el 1 de abril de 2023, cuando le tomará el relevo el siguiente homenajeado, Martín Códax.

Pensando en la fortuna crítica de Laxeiro, el MARCO, Museo de Arte Contemporáneo de Vigo, organiza una exposición distinta a las realizadas hasta ahora sobre el pintor: se trata de mostrar una excelente selección de obras suyas y ponerlas en el contexto del arte de su época, junto a las de otros artistas que Laxeiro miraba con atención, o que plantean referencias de diálogo. Como ejemplos de lo primero, las pinturas de Ignacio Zuloaga o Jesús Corredoyra, que Laxeiro vio en La Habana; las de los años treinta de Arturo Souto, Manuel Colmeiro o Carlos Maside. Obras de diferentes épocas de Castelao, Asorey, Maruja Mallo, Luis Seoane o Torres García. Entre las “devociones”, Gutiérrez Solana, Vázquez Díaz, Benjamín Palencia, Miró o los más tardíos Antonio Saura, Rafael Canogar o Washington Barcala. Como notas atemporales, Rembrandt y Goya, homenajeados muchas veces por Laxeiro, y presentes con obra gráfica.

No se trata de una propuesta de cierre, de conclusión, sino de inicio, de debate, con la que se incide en la necesidad de estudiar a Laxeiro en el contexto del arte de su época, junto a otros artistas. En esta exposición apenas hay datos biográficos pero sí pintura; el recorrido está pensado para pasear y facilitar los diálogos entre las obras.

La muestra tiene un sentido cronológico no estricto, buscando conexiones visuales rápidas. Textos y cartelas señalan rasgos o relaciones que facilitan el seguimiento. El planteamiento expositivo potencia el acercamiento a un artista que fue intuitivo y sagaz; un personaje divertido pero nada frívolo como pintor, incluso con frecuencia dramático en sus búsquedas, en sus hallazgos. Un artista culto, que sabía dónde buscar sus referentes, tanto en la vida como en el arte, en las fiestas populares o en los museos; un ojo avizor capaz de expresar la unión entre dolor y alegría. Al repasar su obra parece claro en qué momentos se detenía con atención, sobre qué debates volvía una y otra vez, a qué se enfrentaba cuando iniciaba un cuadro.

La exposición cuenta con obras de las colecciones del Concello de Vigo (de la Fundación Laxeiro y del Museo Municipal Quiñones de León), pero también de coleccionistas particulares y de museos e instituciones gallegos y de otras comunidades. De especial importancia es la presencia de obras del Museo de Bellas Artes de Bilbao, así como los conjuntos de las colecciones ABANCA y Afundación, de las galerías Montenegro y Artemanz, y de colecciones que, pese a ser privadas, son conscientes de guardar tesoros públicos. »

Formato: 21 x 27 cm
Encuadernación: Tapa blanda
Páginas: 214
Idioma: Galego / Español / Inglés
Textos: Miguel Fernández-Cid y Manuel Quintana Martelo